10 January 2011

THE MOST SOFT SKIN





































7 comments:

Manuel S.V. said...

La más suave... y disfrutable! Es una piel tan obviamente masculina que está tan asociada con un momento de excitación... para mí es un detalle peculiar y ciertamente exótico porque yo en lo personal no tengo mi "fundita" (o "pellejito" como dicen en otros países); por lo que estar con un hombre que sí la tiene y subir y bajarla al compás de la excitación, y más si va acompañada del característijo licor transparente del placer es... no hay palabra para definir esa sensación. ¿Alguno de ustedes podría ponerle un nombre? Aquí veremos sus experiencias...
con tu permiso, por supuesto, Hairy!
Mil besos y mil caricias por este post tan MACHO, Hairy!

Albert said...

La boca se me hace agua sólo de pensar en el incomparable sabor del, como tan acertadamente define Manuel, licor transparente del placer que se produce en el encendido interior de lo que esta delicadísima piel abriga. ¡Qué afortunados son todos aquellos a quienes no ha sido necesario extirparla!

Hairy4ever said...

Fundita, pellejito, capota, capuchón... da lo mismo la definición: es fascinante que una piel, posiblemente la más fina del ser humano, sea a la vez tan dúctil, maleable y concite tanta expectación!!

Besos encapotados

Jack said...

Love to worship a big uncut cock like these.

Hairy4ever said...

Jack,

Me too!! Very awesome your blog!

And wellcome to my blog!

Huges

JOSE said...

Antes que todo, HOLA!! jeje, tanto tiempo. Bueno, recién poniéndome al día con los post del blog de mi papi Hairy.

Manu, no se si leerás este comentario, probablemente ya no, porque ha pasado mucho tiempo y quizás ya no estás subscripto a esta entrada. Con respecto a lo que comentaste, no recuerdo si lo comenté aquí o en el café, pero yo también estoy circuncidado, tuve que hacerlo porque sufría de una leve fimosis que me afectaba bastante en mi vida sexual. Por el mismo motivo no extraño mi prepucio, además, lo tuve hasta los 21 años. No se cómo será tu caso, en Latinoamérica no existe la cultura de la circuncisión, pero, si bien sos mexicano, también es cierto que están muy influidos por la cultura yanqui, donde la circuncisión es moneda corriente, asi que no se si te circuncidaste de grande o te lo hicieron cuando eras un bebé.

Sea como sea, tu nostalgia es lógica, ya que siempre queremos o deseamos aquello que no tenemos o aquello que perdimos.
Por mi parte, vuelvo a repetirte, no lo extraño, porque de otro modo seguiría con la maldita fimosis; además tuve la suerte de que el doctor haya hecho un buen trabajo, no me quedaron cicatrices (un riesgo siempre latente) y hasta me dejó un remanente de mi –otrora- abundante prepucio, debajo de la cabeza del glande, asi que puedo mover la piel que cubre el resto de mi pene, generando un vaivén hacia arriba y abajo.

Por eso Manu, lo único que puedo decirte es: después que termines de leer esto, bajate los pantalones, bajate tu slip o boxer o lo que tengas de ropa interior; mirá tu “muñeco”, agarralo con tu mano, y acariciale la hermosa “cabeza” que debés tener y decile: -¡Qué hermoso pelado sin capuchón que tengo!!!

Un abrazo a todos.

Hairy4ever said...

¡Hola José!

Qué bueno tenerte de vuelta por aquí! Se te extrañaba mucho pero, claro, estando -como imagino estarás- de vacaciones y con esos calores nada como relajarse y disfrutar del buen tiempo ¿verdad?.

Cierto, siempre se tiende a tener nostalgia de lo que se tuvo o perdió, aunque lo mejor es difrutar y hacer disfrtuar con los medios que se dispongan porque, a fin de cuentas, ya lo dice el aforismo chino: "da igual si el gato es blanco o negro, lo que importa es que cace ratones"

Un beso