28 January 2011

HAIRY PALS MEETING









4 comments:

Albert said...

¿Quién, que no la haya vivido nunca, no ha deseado tener la oportunidad de vivir una experiencia semejante, siempre y cuando -hay que decirlo- todos los participantes tengan muy claro el significado del verbo “participar”?...

¿Y quién, que sí haya vivido alguna vez una experiencia semejante, no guarda magnníficos recuerdos... siempre y cuando -hay que decirlo- todos los participantes habían tenido muy claro el significado del verbo “participar”?

Hairy4ever said...

Albert,
Totalmente de acuerdo: para que una orgía masculina salga a las mil maravillas, hay que saber conjugar el verbo "participar".
Ya lo decían los Tres Mosqueteros: Todos para uno y uno para todos!!

Eso sí, reitero lo que ya comenté en otra ocasión: aparte de conjugar el "participar" en su plena acepción, hay que evitar a toda costa que se cuele en la reunión el aguafiestas de turno...

Besos

Manuel S.V. said...

Hola, queridos amigos! Ahora al que le tocó ser víctima del invierno fue a mí... pro ya estoy de vuelta y qué sorpresas tan maravillosas puede uno admirar!

No les presumo, que quede claro... les comparto que yo ya he experimentado alguna vez esta experiencia, aunque de forma improvisada y al calor de un sauna. Son placeres multiplicados a la trillonésima potencia! Ahora bien, es cierto que no faltan los mirones ni los aguafiestas... ¡y qué! O los colamos o los mandamos muy lejos! Si a un sólo hombre literal y verdaderamente caliente es muy difícil que le bajen la pila... imagínense a más de 3!

Abrazos para todos... ¡y volvemos a la carga!

Hairy4ever said...

Manu! ¿Así que también te pilló la gripe? Espero que estés bien restablecido al 100% y dispuesto a seguir dando guerra en batallones orgiásticos como el de este post; porque, como dices, son placeres multiplicados!

A mí, la verdad, los mirones no me molestan -será que tengo el ego hipertrofiado-, pero con los aguafiestas no puedo. Así que, a los primeros, les damos bula, pero a los segundos, puerta!

Besos multitudinarios