10 April 2011

LUST

5 comments:

Muy peludo said...

¡Bellísimo! ¡esas manos! no sé en cual de los lugares me gustaría estar... mmmmm... en un tercer lugar: MIRANDO.
(después participo, claro, pero primero un ratito ahí viendo el show)

Manuel S.V. said...

Qué delicia... esas manos están tocando territorios soberbios, despertando aun más a la fiera del deseo que duerme dentro de ese macho de hermoso pelaje, que está siendo regalado con sensaciones... celestiales! Esa boca que no vemos pero ya nos podemos imaginar qué prodigios está haciendo...

¿Quién es el más afortunado el de pie o el de rodillas? ¡LOS DOS, cómo que no! Los verdaderos rounds hombre-hombre son duelos donde no hay vencedor ni vencido... ¡hay dos indiscutibles ganadores! ¿O no es así, mis estimados?

Hairy4ever said...

Totalmente de acuerdo:

Es una estampa cyua fuerza visual me atrapa y, curiosamente, mucho más allá del innegable morbazo que tiene fuera de toda duda.

Me engancha por la mutua entrega. Total. Absoluta y coordinada.
No hay roles, hay dúo.
Es una de esas situaciones per-fec-tas: esas manos venosas que transmiten al felador su buen hacer... esa nuca!!!

Premio ex-aequo para ambos partícipes.

Mehemet Koprulu said...

Es raro que, gustandome como me gustan los torsos, haya reparado mas en la espalda del otro tipo. Esa espalda me parece maravillosa. Y otra cosa que me atrapa es la presión suave de esos dedos que se marcan en la espalda y las venas de los brazotes.

Hairy, nos tienes acostumbrados a disfrutar fotos de nivel superior. Yo me pregunto...dónde encuentras tanto encanto?

Hairy4ever said...

Mehemet,

¿Porqué raro?
Quizás reparaste en esa espalda porque es prácticamente perfecta (no es fácil ver dorsos masculinos o femeninos tan equilibrados) y… quizás… digo yo… no se… se me ocurre… porque su dueño es pelirrojo virando a rubio… con esa tenue y absolutamente preciosa pelusilla que se le insinúa justo la bajo la base de la nuca… y esas pequitas en los hombros…???
¿Será?

(¿te gustan con pequitas en los hombros?)