15 December 2010

PURE WHITE














































































8 comments:

mecobagne said...

superbe série

Adorateur de poils said...

Une série avec de très beau mâle...

Franco said...

Inmaculado Hairy,
éste ha sido un post angelical.
Maravillosamente impoluto, claro, límpido y diáfano.
Si bien todas las imágenes son de ensueño, siempre hay una donde la ruedita del ratón se detiene involuntariamente, nuestros ojos se abren, las cejas se arquean y la boca queda entreabierta a tiempo que un hilito de baba tiende a salirse más allá del límite labial.
La imagen agraciada esta vez fue esa tremenda verga saliendo descarada y prepotentemente por la bragueta de ese blanco boxer.
Ay, ay, ay... dulce misterio de la vida, al fin te encuentrooooooooooooo.....

Hairy4ever said...

This comment has been removed by the author.

Hairy4ever said...

Mecobagne et Adorateur,
Merci aux deux. Il me congratule que le post d'aujourd'hui vous plaît.
J'espère que les proches vous plaisent aussi.
A bientôt!

Franco,
Sabes que, por muy prístino y alegórico que uno intente hacer un post al final, siempre, acaba saliendo el ramalazo carnal. Y si la foto #5 repite, semanas después, en este blog por méritos propios -como en el tuyo, ayer-; la #1, con ese brillo en la punta... esa turgencia... esa venosidad... es la quintaesencia de la virilidad!

Manuel S.V. said...

Una de las ironías más disfrutables de la vida es cómo el blanco representa pureza y a la vez sea tan tremendamente sensual... y más envolviendo estos manjares!

Qué privilegio tan exquisito sería ser esas sábanas, esas almohadas, esas toallas, esa ropa interior... ¡qué hermoso se ve un hombre ligero de prendas en un fondo blanco! Literalmente fue como volar entre las nubes del cielo del éxtasis... pero por más que uno quiere quedarse a descansar sólo en un bello cúmulo, más arriba hay un deslizable estrato o un antojable cirro que también te llaman... y podremos saltar a su búsqueda y disfrute, pero volveremos a aquellos que nos estremecieron una y otra vez!

Este viaje entre el cielo y la carne fue... sencillamente SUCULENTO, Hairy! Para probar y repetir mil veces!

Albert said...

Hoy has dado, una vez más, en el blanco, querido Hairy, y para que veas que no siempre soy un “repelentillo” comentando, te diré que entre tantos tonos de blanco, también me hubiera gustado ver algún blanco más... lechoso. ;)

Hairy4ever said...

Manuel,
Como sabes, el blanco es la suma de todos los colores; por ello aúna la pureza y sensualidad que destacas. Además, es el color que, visualmente, más atrae y, sobre todo, en conjunción con el color carne resulta hipnótico pues, sumados ambos, no podemos despegar la vista de ellos y nos hacen sentir flotar en esas nubes que tan poéticamente describes.

Albert,
Tu puedes ser y decir lo que quieras, hermoso mío. Digamos que, en este post, el blanco está en estado “sólido” y “gaseoso”… pero, ten paciencia; pronto -menos de lo que esperas-, verás un post en estado “líquido” y “bien líquido” como a ti te gusta!

Níveos, sólidos, líquidos y gaseosos besos a ambos!