22 November 2010

BACKSTAGE



















10 comments:

Adorateur de poils said...

que de jolies fesses hummmm

Albert said...

Estos excelentes enfoques me hacen ver todo un mundo de exquisitos placeres a los que sólo tienen acceso los auténticos amantes.

JOSE said...

Nooo, Hairy, que malito que sos; mi pene esta en tratamiento de rehabilitación por su adicción a las colas, y vos posteas esto… Bueno, por lo menos con estas imágenes pueden comprender la causa y el porqué de mi adicción jeje.
Muy buenas colas… y culitos. Me gustaron todas pero me llamó la atención la imagen # 16, un ano aparentemente con vitíligo, muy lindo por cierto.

Bueno, creo que la cola es una de las partes del cuerpo más preciosa, y el “hoyito”, uno de los lugares más ricos, de lengüetear y el mejor lugar donde zambullir la necesidad de apagar nuestros más calientes deseos.

Un abrazo a todos

Franco said...

Jajaja, estos días estaba pensando en poner también culitos en mi blog. Va a ser muy divertido coincidir un día. Cosa muy probable, como ya hemos dicho, dado los gustos tan parecidos que tenemos, querido Hairy.
De todos estos bellos (y vellos), definitivamente tendría el placer absoluto de conocer al rubito de anteojos!!!... tan jovencito y con esos pelotes!, cómo me gustan esas precocidades!!! y qué patorras!... imagino sólo pasar mi mano por esos matorrales selváticos y.... ah!, cómo me has puesto!
(y eso que a mí me gustan maduritos)
Besos

Manuel S.V. said...

Sencillamente... ESPECTACULAR!!! Dicen que lo más interesante siempre está tras bambalinas; yo agregaría que también lo más excitante! Paisajes deliciosos para recorrerse, deslizarse, adentrarse... mmmmmmmm... Mil gracias por hacerme evocar los buenos recuerdos; de los propietarios de tan suculentos manjares que he tenido la fortuna de coincidir (y disfrutar!) en el camino... ¡Dios les de larga vida a estas bellezas! ¡Salud por ellos!

Hairy4ever said...

Adorateur,
Et bien sûr mon ami. Cettes fesses sont comme les macarons de Ladurée, rondes et, à la fois, moelleux et croustillants!!

Albert,
Sabes que los ‘macarons’ que le menciono a Adorateur son una verdadera delicatessen de la repostería francesa y más si son de Ladurée, en París. A pesar que tu debilidad son las ‘untuosidades abundosas’, tu, que amas la buena gastronomía se que, con estas nalgas, te darías un auténtico festín… bien ‘remojaditas’, ¿no? ;))

José,
Se que estás en rehabilitación. Tómalo como un reto. Si no lo superas, recuerda a Oscar Wilde: lo mejor para evitar la tentación… es caer en ella. O puedes reciclarlos en facistoles para posar tus libros en ellos, como Malkovich hizo con Thurman en ‘Las amistades peligrosas’. Así las horas de estudio se te pasarán volando! Por cierto, con vitíligo o no, yo no desperdicio ese ‘hoyito’!

Franco,
Jejeje… casi muere Albert con los post consecutivos de corridas. El destino hará que, de forma involuntaria, coincidamos en día y tema… miedo me da que acaben en el hospital todos los tertulianos… por sobredosis!!!! Hablando de malos y matar, tu sí que eres malote y no yo, como dice José: mira que ponerme a Blake, Jason y Eric juntos en la ducha!!! Y yo, señores, de viaje y sin poder visionarlo/masturbarlo como es de ley!!

Manuel,
Ahí está el asunto: en las bambalinas es donde todo se produce, donde todo se descubre y queda deliciosamente al aire… Sólo con ponerle al de la foto #1 los pelitos que le quedan rebeldes en su sitio ya da para horas y horas de placer… Y pensar que algunos se acomplejan por tener las nalgas así de velludas!!

Por cierto, aviso a los amigos de latinoamérica: voy a tener un serio problema diplomático con sus países. La pasada semana llegó al gimnasio otra remesa más de estudiantes de allá: tiernos peluchetes, esta vez brasileñitos, mexicanitos y argentinitos; todos barbaditos, para más tormento. Cada vez que se acuclillan a agarrar las mancuernas del suelo, me enseñan sus bambalinas, con sus velluditos ‘Caminitos de Gloria’ al aire… me tienen cardíaco perdido!! Así no hay quien haga deporte, Joder!!

Dicho lo anterior, no se porqué os mando besos… pero sí; lo hago porque soy un blandengue… y os quiero mucho a todos… Hala, y cuando vuelva al club, seguro que habrá más niñitos peluditos de allende el océano…
Es un hecho: a punto de cumplir 50 ya soy, de facto, un viejo verde…

Venga, más besos… aunque me puteéis así…

Franco said...

Para mí lo de los besos es moneda corriente. No concibo otra manera de dar saludos. Ya conoces nuestras costumbres.
Con el video, no te preocupes, cariño. Queda todo archivado. Cuando vuelves te deslechas como dios manda.
Ese clip, aunque carece del morbo preliminar (empieza directamente en la acción, y me hubiera gustado un poco más de historia o equívocos, en fin), está igualmente aprovechable por la calidad de sus actores.... que bellos son, por eso lo subí..!
Con este video, Blake sigue sumando puntajes para el concurso!
Enormes y mojados besos.

Franco said...

Más besos (porque te extraño mucho)

Manuel S.V. said...

Mi querido Hairy; dice un dicho que "viejos los cerros... y todavía reverdecen". ¿De ahí vendrá eso de "viejo verde"? ¡Déjale la juventud y la vejez al Registro Civil, compadre! Nosotros somos sibaritas de la carne, tenga la edad que tenga y venga del lugar que venga.

Trata bien a los paisanos, por favor... fueron a dar a tu lugar porque estaba ya escrito en sus destinos que allá van a conocer la belleza de un hombre plenamente MADURO.

Y perdón... ¿mandar besos es ser blandengue? ¡Eso depende de qué besos sean! Yo, como le dije alguna vez a alguien; "Bésame como hombre, cabrón..." Y en esos momentos vaya que se descarga testosterona! Como muestra te mando unos cuantos, sin límite de tiempo ni de intensidad... ¡ahi nomás!

Hairy4ever said...

Es que, claro, entre uno que me pone ese vídeo que me da, directo, en la filia porno -tres de mis Machazos favoritos!!!, aunque falte un poquito más de preliminares-, más esas oleadas de adorables 'pitufitos peluditos' que me tienen turbado, perturbado y masturbado –a mí, que me iban maduritos!!- pues… se me funden los sesos.

Menos mal que os tengo a todos, tan besucones o más que yo, con lo que me siento felizmente mimado por vosotros. Y hablando de mimar, no os preocupéis; trataré tooodo lo bien que pueda a vuestros compatriotas; de momento, hay uno en concreto que… en fin… tiene un peligro!!!

Esto de ser sibarita de la carne y las vellosidades… ¡qué maravilla!

Besazos a todos!!